Ageing Lab celebra el webinar: ¿Quién nos cuidará mañana? Voces relevantes, con motivo del lanzamiento del III Congreso

Webinar: ¿Quién nos cuidará mañana? Voces relevantes, con motivo del lanzamiento del III Congreso

Tras el acto de presentación de la tercera edición del Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia, SOS: ¿Quién y cómo nos cuidarán mañana? Una mirada ética, que se celebrará, en Málaga, los días 25 y 26 de octubre, Ageing Lab organizó el webinar ¿Quién nos cuidará mañana? Voces relevantes, presentado por Lucía González, gerente de Ageing Lab y moderado por Jose Manuel Ramírez, presidente Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (ADYGSS), con la participación de Camino Villa, influencer y consultora de moda; Mercè Mas, embajadora del Consejo de Personas Mayores de Cataluña y Juan Cruzado, presidente de la Fundación Juan Cruzado que, durante casi dos horas, han compartidos sus experiencias y percepciones, respondiendo a la gran pregunta sobre la que reflexionaremos en este evento.

Si no pudiste asistir al directo, ahora puedes ver la grabación aquí:

La Fundación Ageing Lab presenta su III Congreso de Envejecimiento y Dependencia, abordando como reto ¿quién y cómo nos cuidarán mañana? Dimensiones éticas

Esta cita profesional, que se consolida como foro de referencia en el sector, será punto de encuentro de expertos y expertas de renombre internacional que reflexionarán, en Málaga, acerca de las dimensiones de la ética como eje conductor.

Más de 450 profesionales procedentes de 13 países como Argentina, Irlanda, Italia, Marruecos, Portugal, República Dominicana y Reino Unido, entre otros, asistieron a la segunda edición del 2018, que arrojó un balance muy positivo, tras dos jornadas que aportaron claves para la soledad y sus tipologías, para la promoción de la autonomía de las personas mayores e iniciativas para abordar el desafío de la vejez en las grandes urbes.

La fundación andaluza y red especializada en creación y transferencia de conocimiento en tecnología para el envejecimiento, bajo el binomio Universidad-empresa, Ageing Lab, ha presentado, esta mañana, la tercera edición del Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia, SOS: ¿Quién y cómo nos cuidarán mañana? Una mirada ética, evento que se celebrará, en Málaga, los próximos 25 y 26 de octubre.

Al acto de presentación, que ha tenido lugar en la sala de prensa de la Diputación Provincial de Málaga, han asistido Francisco Javier Serrano, director general de Personas Mayores, Participación Activa y Soledad no deseada de la Junta de Andalucía; Natacha Rivas, vicepresidenta segunda de la Diputación Provincial de Málaga; Francisco Javier Pomares, delegado de Servicios Sociales, Igualdad, Accesibilidad, Políticas Inclusivas y Vivienda del Ayuntamiento de Málaga; Alfonso Cruz, presidente de Ageing Lab y del Comité organizador del Congreso, así como diferentes representantes de las entidades y empresas que participarán en este relevante encuentro.

Esta cita bienal reunirá a un elenco de expertos y expertas en la materia, que abordarán temáticas como la ética en el modelo de cuidados, los derechos de la ciudadanía más allá de la Atención Centrada en la Persona (ACP) o la economía ética, entre otros aspectos. En este foro, que ya se ha configurado como un ecosistema de innovación y reflexión en torno al envejecimiento, participarán ponentes de reconocido prestigio nacional e internacional de la Sociedad Japonesa de Envejecimiento y Menopausia; de la London Business School y de la Facultad Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad de Granada.

Acto de presentación del III Congreso de Envejecimiento y Dependencia, SOS: ¿Quién y cómo nos cuidarán mañana? Una mirada ética

¿Quién nos cuidará mañana?

Posteriormente, con motivo de la presentación del III Congreso ha tenido lugar el webinar ¿Quién nos cuidará mañana? Voces relevantes, presentado por Lucía González, gerente de Ageing Lab y moderado por Jose Manuel Ramírez, presidente Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales (ADYGSS), que ha contado con la participación de Camino Villa, influencer y consultora de moda; Mercè Mas, embajadora del Consejo de Personas Mayores de Cataluña y Juan Cruzado, presidente de la Fundación Juan Cruzado, que han compartidos sus experiencias y percepciones acerca de los cuidados durante la vejez.

Congreso Intersectorial de Envejecimiento y Dependencia

La segunda edición del Congreso, que se celebró en 2018, contó con la participación de más de 40 empresas de diferentes sectores y la intervención activa de un total de 126 trabajos e investigaciones desarrolladas por especialistas de 6 países diferentes, donde cabe destacar el notable aumento de las comunicaciones orales, que alcanzó un 400% más con respecto a la primera edición de 2016.

Este tercer encuentro intersectorial, dispondrá, además, de varios espacios como el LIVING LAB, laboratorio social donde las personas mayores son los principales protagonistas; EIOVA, que visibilizará iniciativas innovadoras como el Laboratorio de Innovación FAMP por la Economía del Cuidado o la Asociación para el impulso de cátedras Universidad-empresa de Servicios Sociales y SINERGIAS, para fomentar el desarrollo de actividades de networking.

Además, el Congreso contará con la colaboración de diferentes partners institucionales, académicos y profesionales, entre los que se encuentra la Junta de Andalucía, la Diputación de Málaga, el Ayuntamiento de Málaga, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Caixabank, la Universidad de Málaga y CIFAL Málaga-UNITAR, que prestarán su apoyo en difusión y visibilidad.

El Comité de Ética Social del Modelo EDP renueva sus cargos

Juan Manuel de Faramiñán junto a María Luisa Grande, que ostentaba el cargo de presidenta hasta la fecha

El Comité de Ética Social del Modelo de Envejecimiento Digno y Positivo (EDP), impulsado por la Fundación Ageing Lab, ha celebrado, hoy, la primera reunión del año, con el objetivo de renovar a los y las integrantes del mismo, y trabajar las líneas futuras, entre las que destaca la sensibilización sobre los límites éticos del uso y de desarrollo de la inteligencia artificial.

Este órgano, que se constituyó en 2016 en el acto de presentación de EDP, está formado por profesionales de diferentes organizaciones y expertos y expertas externos/as de reconocido prestigio, que desarrollan su labor en ámbitos de defensa y protección de los derechos de las personas mayores, personas usuarias o familias, con el objetivo de disponer de una visión multidisciplinar y especializada del Modelo EDP aplicado.

De esta manera, quedaría constituido tras la primera renovación del mismo:

•              Juan Manuel de Faramiñán (Catedrático de Derecho Internacional Público. Universidad de Jaén) Presidente

•              Ana Perandrés (Responsable I+D- Ageing Lab). Secretaría

•              Cristóbal Fábrega (Fiscalía de Jaén)

•              Federico Alonso (ASSDA-Sevilla. Especialista en bioética: sanitario/social)

•              Francisco Javier Jiménez (Presidente del Colegio Profesional de Trabajo Social de Málaga)

•              Marifé Cobo (Servicios Sociales. Diputación de Jaén)

•              Lucía González (Directora de Innovación – Macrosad)

•              Fuensanta Rivero (Técnica de Método – Macrosad)

•              María Chaves (Técnica de Método – Macrosad)

•              Encarnación Molina (Usuaria Servicio de Ayuda a Domicilio)

El Comité de Ética Social es un órgano mixto de carácter consultivo, cuya misión principal es asegurar el envejecimiento digno y positivo de las personas usuarias, y generar un impacto positivo en la población mayor, en general, sobre la base de los principios de bioética y ética social, participación activa, inteligencia colaborativa, bienestar y corresponsabilidad que fundamentan el modelo.

Además de mejorar cualitativamente el modelo EDP mediante la incorporación, modificación o eliminación de prácticas a partir de un análisis profundo por parte del equipo multidisciplinar que lo constituye, también tiene como objetivos promover la sensibilización y formación basada en EDP hacia los y las integrantes del comité y los y las profesionales, el cumplimiento de los principios del Modelo y analizar y estudiar situaciones y casos de alta complejidad construyendo soluciones y acciones correctoras y preventivas.

Entre las principales iniciativas llevadas a cabo por el Comité, cabe destacar el lanzamiento, en 2020, del Decálogo ante un contexto de crisis sanitaria o pandemia, con los 10 puntos necesarios para el adecuado funcionamiento del sector sociosanitario.

Para consultar al Comité de Ética Social, puedes exponer tu caso enviando un email a ageinglab@ageinlab.org y recibirás una deliberación.

Ageing Lab y la Fundación Tecsos abren un proceso de selección de entidades, para tareas de traducción inglés-español

El proyecto europeo Housing Care surge en 2021, con el objetivo de diseñar y crear herramientas útiles de aprendizaje dirigidas a los y las profesionales de los cuidados en el hogar, incorporando las nuevas tecnologías en su ambiente de trabajo.

Alcanzado el ecuador de esta iniciativa, la Fundación Ageing Lab y la Fundación Tecsos han abierto un proceso de búsqueda de entidades interesadas en realizar tareas de traducción de textos del inglés-español.

El presupuesto destinado a cada traducción es de 2.500€ (una por cada Fundación), por lo que traducción conjunta será de 5.000€.

El plazo para presentar la solicitud para este proceso de selección finaliza a las 23:59 horas del próximo 20 de enero de 2023, y solo se aceptarán como candidaturas válidas, los documentos de las propuestas y presupuestos enviadas al correo:

Una vez finalizado el plazo de recepción de solicitudes, se contactará con la entidad seleccionada, en un plazo de 4 días, a través de un email, que será enviado a la misma dirección de correo incluido en la propuesta.

Para aplicar a la convocatoria de la Fundación Tecsos, accede a través del siguiente enlace:

https://www.fundaciontecsos.es/es/noticias

Ageing Lab organiza el evento multiplicador del proyecto de innovación alimentaria, Pionering Innovation Food for Seniors

Esta iniciativa europea, que comenzó en 2020, ha impulsado numerosas herramientas para PYMEs, educadores/as de Formación Profesional y Ocupacional (FPO) e instituciones educativas, con la finalidad de ofrecer recursos para mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores.

En el acto, que se celebró de manera virtual y reunió a las mejores empresas del sector de la alimentación a nivel nacional, se puso de relieve la importancia de ‘silverizar’ los productos y servicios para lograr un sistema más sostenible.

La fundación andaluza y red especializada en creación y transferencia de conocimiento en envejecimiento, Ageing Lab, ha organizado, a nivel nacional, el evento multiplicador del proyecto PIFS, Pionering Innovation Food for Seniors, para dar a conocer los resultados de esta iniciativa europea financiada por el Programa Erasmus +, que nace con el objetivo de acercar la investigación e innovación al sector alimentario y dotar a la industria de herramientas para satisfacer las necesidades en la actual Silver Economy.

El evento congregó a las mejores empresas del sector de la alimentación, contó con exposiciones, análisis y ponencias a cargo de personal investigador y docentes del ámbito académico procedentes de la Universidad de Granada, la Universidad de Murcia, la Universidad de Pamplona, y de la Universidad Autónoma de Barcelona, que dieron a conocer las últimas novedades y analizaron las medidas que se deberían implementar para impulsar la innovación alimentaria dirigida a las personas mayores.

En el consorcio de este proyecto, que se celebró de manera paralela en otros países europeos, participa, también, la Universidad de Ciencias Aplicadas de Münster (Alemania), como coordinadora, la Universidad de Nottingham (Reino Unido), Momentum Marketing (Irlanda), el Centro de Innovación (Lituania) y el Instituto Europeo de Enseñanza virtual (Dinamarca).

Herramientas para promover la innovación alimentaria

El proyecto, que comenzó hace dos años y finalizará este mes de octubre, ha desarrollado numerosos recursos como las guías de buenas prácticas para PYMEs, educadores/as de Formación Profesional y Ocupacional e instituciones educativas, con estudios de casos y actividades de aprendizaje, y consejos hacia los enfoques actuales de innovación alimentaria en toda Europa, Recursos Educativos Abiertos (REA) como la herramienta de evaluación, a través de la cual las empresas podrán conocer, a través de un cuestionario de autoevaluación, una visión sobre general sobre el nivel de preparación para llevar a cabo acciones innovadoras en base a cuatro áreas (compañía, competitividad, consumidor/a y ambiente empresarial), o acceder al curso teórico-práctico de seis módulos sobre innovación alimentaria, que incluye contenido multimedia, materiales adicionales, así como ejemplos y ejercicios, para afianzar los conocimientos adquiridos.

Para la elaboración de estos materiales, se ha seguido la metodología del Living Lab de la que forma parte Ageing Lab, un laboratorio en entorno real en el que se realiza el testeo de todos los resultados, a través de las entidades y personas mayores.

Sobre Ageing Lab

Ageing Lab es una fundación andaluza creada en 2013 con el objetivo de convertirse en referente en creación y transferencia en envejecimiento y tecnología aplicada al envejecimiento, mediante el binomio universidad-empresa. Surge de la inquietud de profesionales del ámbito de la empresa y la universidad por construir una sociedad para todas las edades en un contexto de cambio social, que tiene como características más significativas el envejecimiento de la población y el incremento de la esperanza de vida.

Comienza el despliegue del piloto andaluz del proyecto europeo Pharaon, liderado por la Fundación Ageing Lab

• Más de 400 personas mayores de 65 años de Andalucía están participando en esta iniciativa, constituida por un consorcio del que también forman parte Diputación de Jaén, la Universidad de Jaén y Minsait.

Los y las participantes del piloto andaluz están recibiendo dispositivos tecnológicos, que les permitirán mejorar sus habilidades digitales y bienestar físico, así como combatir el aislamiento social.

Jaén, 9 de junio de 2022. La fundación andaluza y red especializada en creación y transferencia de conocimiento en envejecimiento, Ageing Lab, ha comenzado el despliegue del piloto andaluz de Pharaon, un proyecto internacional que surge en 2019, con el objetivo de promover el envejecimiento activo y reducir la soledad no deseada de las personas mayores, a través de diferentes soluciones tecnológicas.

Con una duración de cuatro años y liderado por la Scuola Superiore di Studi Universitari e di Perfezionamento Sant’Anna de Pisa (Italia), esta iniciativa europea en la que participan 41 entidades de 12 países dispone de una dotación de 21 millones de euros, financiados por el Programa Horizonte 2020.

Personal técnico de Ageing Lab, junto al alcalde de Martos, Víctor Torres y una de las participantes del piloto.

El piloto andaluz

Más de 400 personas mayores de 65 años están participando en el piloto andaluz, constituido por un consorcio coordinado por Ageing Lab y que cuenta, también, con la participación de Diputación de Jaén, que se ha encargado de la selección de los perfiles de las personas usuarias, así como del desarrollo del piloto en entornos reales; la Universidad de Jaén, que ha prevalidado la tecnología en su apartamento de inteligencia artificial y desarrollado el protocolo de formación y Minsait, de la empresa Indra, proveedora de la plataforma tecnológica donde se integraran los dispositivos.

En este sentido, el pasado mes de marzo comenzaron las evaluaciones iniciales, por medio de sesiones que se han llevado a cabo de forma individualizada en los domicilios, centros de Servicios Sociales Comunitarios y otros centros habilitados para el encuentro.

Un mes después, se formalizó el primer despliegue del proyecto con la entrega de los sensores de bolsillo que están midiendo la actividad diaria. Además, los y las participantes del proyecto han recibido una formación, acerca de cómo utilizar y manejar el dispositivo de forma autónoma e independiente.  

Arranque de la segunda fase del proyecto en Martos (Jaén)

El municipio jiennense de Martos ha sido el primer lugar elegido para el despliegue de esta segunda fase del proyecto, que les permitirá mejorar sus habilidades digitales, practicar con juegos de estimulación cognitiva, así como promover el bienestar físico, por medio de dispositivos que les ayudarán a monitorear su propia actividad.

Además, podrán contactar con otros miembros del proyecto, a través de una red social común, que les facilitará el compartir experiencias de su día a día, y planificar actividades en conjunto o bien unirse a otras ya organizadas por entidades y asociaciones.

El acto de entrega de la tecnología, que se ha celebrado recientemente, ha contado con la asistencia del alcalde y el concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Martos, Víctor Torres y Francisco Miranda, respectivamente, y Yasmina Oliva, directora territorial de Macrosad, entidad que colabora en el proyecto.

En las próximas semanas, otros municipios podrán comenzar a disfrutar también de la tecnología que se ha creado en este piloto.

Sobre Ageing Lab

Ageing Lab es una fundación andaluza creada en 2013 con el objetivo de convertirse en referente en creación y transferencia en envejecimiento y promoción de la autonomía personal. Surge de la inquietud de profesionales del ámbito de la empresa y la universidad por construir una sociedad para todas las edades en un contexto de cambio social, que tiene como características más significativas el envejecimiento de la población y el incremento de la esperanza de vida.

Ageing Lab celebra la Jornada de formación y evaluación del piloto andaluz del proyecto europeo Pharaon

La fundación andaluza y red especializada en creación y transferencia de conocimiento en envejecimiento, Ageing Lab, ha celebrado una jornada de formación y evaluación de los participantes del piloto andaluz del proyecto europeo H2020 Pharaon (Pilots for Healthy and Active Ageing).

Pharaon, es un proyecto internacional para promover el envejecimiento activo y reducir la soledad no deseada de las personas mayores a través de diferentes soluciones tecnológicas. El piloto andaluz, liderado por Ageing Lab, tendrá como objetivo proporcionar, a las personas mayores, la integración accesible y sencilla de los nuevos dispositivos y herramientas digitales en su día a día, con la intención de mejorar su independencia, su seguridad y sus propias capacidades de resiliencia.

La jornada han contado con la participación de la vicepresidenta primera de la Diputación de Jaén y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina, así como el personal técnico de Ageing Lab.

Esta iniciativa, nacida en 2019, cuenta con la participación de la Diputación de Jaén, la Universidad de Jaén y Minsait, de la empresa Indra, junto a otras 37 entidades socias de 12 países de la Unión Europea como España, Italia, Portugal, Francia, Alemania, Austria, Bélgica, Países Bajos, Reino Unido, Croacia, Eslovenia y Estonia.

A esta formación celebrada en Geolit (Mengíbar) han asistido 30 trabajadores y trabajadoras de los Servicios Sociales que han recibido, por parte de personal técnico de Ageing Lab, la información protocolaria necesaria para llevar a cabo la evaluación de los/as participantes.

Más de 400 personas mayores se beneficiarán del proyecto

Las personas participantes en las jornadas han conocido la metodología de evaluación científica de acción-reacción, profundizando en el entendimiento detallado de cada una de las partes de los instrumentos de evaluación que se van a aplicar en el piloto, la forma de proceder ante las personas evaluadas y el método de recogida de información de todos los datos. Se ha enfatizado en la necesidad de adaptar la forma de actuar del evaluador a cada situación personal de la persona mayor entrevistada. Esto ayudará a que los y las participantes se sientan más cómodos y seguros, aumentando la fiabilidad de sus respuestas. 

Se espera que al final de este piloto andaluz, unas 425 personas mayores de 65 años se beneficien del mismo.

Sobre Ageing Lab

Ageing Lab es una fundación andaluza creada en 2013 con el objetivo de convertirse en referente en creación y transferencia en envejecimiento y promoción de la autonomía personal. Surge de la inquietud de profesionales del ámbito de la empresa y la Universidad por construir una sociedad para todas las edades en un contexto de cambio social, que tiene como características más significativas el envejecimiento de la población y el incremento de la esperanza de vida.

Hitos de la Fundación Ageing Lab en 2021

La Fundación Ageing Lab especializada en la creación y transferencia en envejecimiento, continúa impulsando y participando en actividades, colaboraciones, proyectos e iniciativas destinados a promocionar la innovación en este ámbito, con el principal objetivo de mejorar las condiciones de vida de las personas mayores.

En el siguiente gráfico puedes descubrir un resumen de todas estas iniciativas llevadas a cabo por la entidad andaluza durante el año 2021, con el propósito de seguir impulsando y difundiendo el envejecimiento digno y positivo.

Haz click el siguiente enlace para descargar y visualizar la infografía con mayor resolución.

FAMP y Fundación Ageing Lab sellan un acuerdo marco para la colaboración en materia de economía del cuidado

13 de diciembre de 2021. El presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos; y el presidente de la Fundación Ageing Lab, Alfonso Jesús Cruz Lendínez, han firmado este lunes en Sevilla un acuerdo entre ambas entidades con el fin de establecer un marco de colaboración para el co-diseño y asesoramiento técnico en materia de economía del cuidado e innovación social.

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de FAMP y de Diputación de Sevilla, junto con Alfonso Jesús Cruz Lendínez, presidente de la Fundación Ageing Lab

Este acuerdo contempla cuatro objetivos: contribuir a la modernización y refuerzo del conjunto de los servicios sociales en Andalucía; abrir un espacio de encuentro y reflexión que ayude a la mejora de los servicios públicos; favorecer espacios de co-diseño y co-gestión para la puesta en marcha de proyectos tractores en materia de servicios sociales para la administración local andaluza y también impulsar procesos de autodiagnóstico y testeo que permitan reorientar tanto las políticas como los servicios en esta materia.

Rodríguez Villalobos ha afirmado que la “economía del cuidado” es un término de nuevo cuño que define la actividad económica que se desarrolla en torno a los trabajos vinculados con la salud, el cuidado de niños y niñas, la educación de la primera infancia, los cuidados dirigidos a las personas con discapacidad, a las personas de edad y los cuidados de larga duración.

Los cuidados de larga duración hacen referencia al apoyo que necesitan las personas de edad con una capacidad limitada para cuidarse de sí mismos debido a afecciones físicas o mentales, incluidas enfermedades crónicas y problemas de salud múltiples.

El apoyo necesario, dependiendo del grado de limitación, puede proporcionarse en el hogar, en la comunidad o en instituciones, e incluye, por ejemplo, la asistencia para realizar actividades de la vida diaria como vestirse y gestionar los medicamentos, pero también servicios básicos de atención de salud.

Debido al envejecimiento demográfico de la población mundial, se prevé que el número de personas de edad que necesitan cuidados de larga duración aumentará considerablemente.

El avance hacia una agenda de desarrollo con base en la sostenibilidad económica, ambiental y social debe incorporar el concepto de “cuidado” para asegurar un cambio estructural en el marco de un crecimiento inclusivo.

La inversión en políticas de cuidado genera un círculo vicioso con impacto positivo en el empleo para hombres y mujeres. A mediano y largo plazo, la inversión en los sectores del cuidado produce externalidades positivas sobre el nivel de educación y la fuerza del trabajo ya que la provisión de infraestructuras publica y social de cuidado reduce las desigualdades educativas que afectan a los niños. 

Rodríguez Villalobos ha destacado que, a corto plazo, “la profesionalización y certificación de quienes trabajan en forma remunerada en el sector de los cuidados aumenta sus capacidades laborales, sus salarios y su productividad. También si se regula se formaliza el sector, se robustecen los sistemas de pensiones y de protección social”.  

De igual manera, ha abundado que economía del cuidado “está creciendo a medida que aumenta la demanda de cuidado de niño y niñas y de las personas de edad en todas las regiones, por lo que creará numerosos empleos en los próximos años. Sin embargo, el trabajo de cuidados en todo el mundo sigue estando caracterizado por la falta de beneficios y protecciones, por bajos salarios o nula compensación. Es evidente que se requieren nuevas soluciones a la prestación de cuidados en dos frentes: en lo que respecta a la naturaleza y la facilitación de políticas y servicios de cuidado, y en términos de las condiciones en que los cuidados se prestan”.

El presidente de la FAMP ha realzado que “invertir en la economía del cuidado contribuye a la diversificación de la estructura productiva, sin transgredir los límites ecológicos para la reproducción, lo que a su vez permite gestionar de forma más eficiente patrimonio natural y garantizar la sostenibilidad de la vida. De igual manera, es “encontrar soluciones a la prestación de cuidados es esencial para que las mujeres gocen de igualdad de oportunidades en el mundo del trabajo”.

Por su parte, Cruz Lendínez ha manifestado que “desde su creación en 2013, Ageing Lab ha fomentado y promovido la colaboración entre entidades públicas y privadas de la economía plateada, para hacer frente al reto demográfico que supone el envejecimiento, a través de la creación y transferencia de conocimiento a nivel nacional e internacional.

En este sentido, ha asegurado que “la firma de este convenio supone el aprovechamiento de esta experiencia pudiéndola transferir y compartir a nivel andaluz, que se materializará en la elaboración y desarrollo de iniciativas conjuntas entre ambas entidades, que reforzarán la apuesta por la economía de los cuidados y la innovación social, con el fin de volver a situar a las personas como centro y motor, así como promover y poner en valor una sociedad del cuidado más sostenible, digital e igualitaria”.

Los poderes públicos, tal y como recoge la Constitución, deberán promover el bienestar de las personas mayores mediante un sistema de servicios sociales que atienda sus problemas de salud, vivienda, cultura y ocio.

Violación de derechos y principios éticos y deontológicos

La grave crisis del sistema actual de cuidados de larga duración, basado exclusivamente en un enfoque asistencialista y proteccionista, ha quedado refrendado en los momentos más duros del estado de alarma, donde las personas mayores han sido excluidas de la atención sanitaria.

El manifiesto también agradece la labor desempeñada por las y los profesionales sanitarios y sociosanitarios que, en muchas ocasiones, han realizado un esfuerzo que ha excedido sus propias funciones a pesar de las carencias que han sufrido.

En este sentido, el decálogo se centra en la atención a las personas mayores, poniendo en primer plano la dignidad de la persona, así como la responsabilidad bioética de los poderes públicos hacia un nuevo modelo de prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio que permita una humanización adecuada del cuidado y revalorice la labor de las auxiliares.

También pone el foco en la evolución del modelo de atención residencial que no discrimine por edad y donde el personal disponga del equipamiento y cualificación necesarios. Además, se reivindican protocolos unificados y criterios de actuación estandarizados desde la igualdad y se propone la coordinación entre los servicios sanitarios y los sociosanitarios y la creación de una nueva Ley Integral para las Personas Mayores.

Expertas y expertos en envejecimiento debaten en el Foro Internacional sobre el proyecto Pharaon acerca del fomento de la tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas mayores

El pasado 6 y 7 de octubre, Diputación de Jaén y la Fundación Ageing Lab organizaron el Foro Internacional sobre el proyecto europeo Pharaon (Pilots for Healthy and Active Ageing) bajo el lema ‘La tecnología al servicio de la gente mayor’. Este encuentro se desarrolló de manera online y gratuita, y ha servido para dar a conocer todas las características y objetivos de dicha iniciativa europea, a través de la cual se pretende brindar apoyo al envejecimiento de la población mediante la integración de servicios, dispositivos y herramientas digitales en plataformas abiertas de fácil implementación, para superar los desafíos a los que se encuentran las personas mayores.

En este sentido, nueve expertas y expertos en los sectores de la intervención social, la investigación, la gerontología y la tecnología abordaron una serie de temas como la praxis frente a la soledad de las personas mayores, la digitalización de los servicios sociales como herramienta frente al aislamiento, los entornos inteligentes, la inteligencia artificial o la brecha digital, entre otros.

Francisca Medina, vicepresidenta primera de la Diputación de Jaén y diputada de Igualdad y Bienestar Social, fue la encargada de inaugurar el Foro agradeciendo tanto a personas expertas como asistentes su participación. Además, destacó el papel de la diputación jiennense en el piloto andaluz de Pharaon, en el que participarán unas 400 personas mayores de 65 años. “Se trata de personas que viven en sus hogares y son usuarias de ciertos recursos, como centros de participación activa, teleasistencia domiciliaria o ayuda a domicilio, que necesitan de cuidados para desarrollar actividades de la vida diaria como transporte, tareas del hogar, higiene o alimentación, pero que no presentan deterioros cognitivos que les impidan tomar decisiones de manera autónoma”, subrayó Medina.

Lucía González, gerente de Ageing Lab, mostró en el evento una serie de experiencias de la Fundación sobre la inclusión de la población en la sociedad digital

Lucía González, gerente de Ageing Lab, experta en el ámbito del envejecimiento, también participó en el Foro ofreciendo durante su conferencia una serie de claves acerca de la tecnología como recurso social, y mostrando varias experiencias de la Fundación sobre la inclusión de la población en la sociedad digital. “Necesitamos hacer transferencia del conocimiento de las personas mayores”, señaló González. En el evento también participó Ana Perandrés, coordinadora del piloto andaluz de Pharaon, que dio a conocer una serie de conocimientos relacionados con la soledad no deseada, abordada desde una perspectiva interdisciplinar: “Comprender las características diferenciadoras de la soledad tanto a nivel individual como cultural puede servir de eje para contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las personas mayores, no solo para intervenir a nivel social, física y mental, sino también para desarrollar productos y servicios que se adaptan al individuo configurado dentro de su propia cultura”.

Ana Perandrés, coordinadora de Pharaon en su piloto andaluz, ofreció en el foro una serie de aspectos relacionados con la soledad no deseada

El programa científico del Foro Internacional sobre el proyecto europeo Pharaon se completó con la participación de Rebeca Madruga, directora de proyectos de Innovación en Servicios Sociales en la European Social Network, que mostró de qué manera transformar los servicios sociales a través de la digitalización; Diana Guardado, gestora de proyectos I+D+I de innovación en el área de e-salud, vida activa y asistida y calidad de vida, que destacó la importancia de la implicación de la persona usuaria final en los procesos de innovación; Javier Medina, profesor de la Universidad de Jaén, que abordó la implementación de entornos inteligentes para el cuidado de las personas mayores y dependientes; Ilenia Gheno, directora de proyectos de investigación en AGE Platform Europe, que brindó a las y los espectadores una serie de soluciones en eSalud para un envejecimiento adecuado; Mª José Santofimia, profesora de la Universidad de Castilla-La Mancha y consultora de la Dirección General Europea de Justicia y Consumo; que trató el papel de la Inteligencia Artificial en este ámbito; An Stevens, directora de proyectos de la Universidad de Maastricht; que habló acerca de la monitorización de la actividad física para pacientes y personas mayores; y Mª Celestina Martínez, directora adjunta del Área de Igualdad y Bienestar de la Diputación Provincial de Jaén, cuya ponencia giró entre los conceptos de soledad, tecnología y brechas, y que además fue la encargada de clausurar el evento y mostrar las conclusiones.

Desde la organización del simposio se destacó el gran interés suscitado entre las personas asistentes y su alta participación, como se observa en el gran número de preguntas formuladas hacia las y los ponentes, que se han mostrado satisfechos/as de que el proyecto llegue cada vez a más personas y se ponga de manifiesto la importancia de implantar este tipo de tecnologías en la sociedad para reducir la brecha digital y conseguir mejorar las condiciones de vida de las personas mayores.

Este proyecto ha recibido financiación del programa de innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en virtud del acuerdo de subvención No 857188